viernes, 21 de octubre de 2011

10 principios o llaves para la restauración matrimonial


1 - Entienda que usted no tiene un “Problema Matrimonial." Usted no tiene una crisis marital, sino una crisis espiritual. Esta crisis fue permitida por Dios para conducirle o acercarle más a El. Por lo tanto, para obtener un Matrimonio Restaurado, usted DEBE buscar una relación íntima con el Señor.

2 - Entienda que sus pecados son tan grandes, si no mayores, que los de su esposo(a), quien puede estar en adulterio, drogándose, bebiendo, etc. Si usted desea un Matrimonio Restaurado, usted DEBE darle una dura y profunda mirada a sus propios pecados en lugar de mirar los de su conyuge. Al principio todas las que han venido a nuestro ministerio han estado más enfocadas en los pecados de sus conyuges.


Este principio hará MUCHO MÁS para regresar el corazón de su esposo (a) de nuevo hacia usted, que todo lo demás. Y es en esto en lo que se basa Mateo 7: 5 “Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano”.

3 - NO persiga a su Esposo (a) . No persiga a su esposo (a) cuando se haya ido, de ninguna manera, forma o estilo (por ejemplo: llamadas telefónicas, tarjetas, cartas o flores). Si su esposo (a) desea irse, debe permitirle irse, como lo ordena en los siguientes versículos de las Sagradas Escrituras:

Salmos 1:1-2 dice, “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, NI ESTUVO EN CAMINOS de pecadores…; sino que en la ley del Señor está su delicia, y en su ley medita de día y de noche".
 

1ª. Corintios 7:15 dice, “Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios."

Su Esposo (a) debe saber que él está LIBRE de irse, ningún lazo del tipo de “dejarte ir” fue descrito por el padre en la “Parábola del Hijo Pródigo”. (Lucas 15: 11-en adelante). POR FAVOR no se refiera a esposo como “HIJO PRODIGO”. Esto es una declaración despectiva que lo indica como “pecador".
 

Su esposo (a) puede detectar cuando usted todavía “lo (a) quiere” y cuando usted REALMENTE lo (a) deja ir. El Señor lo sabe también. Los matrimonios no se restauran cuando usted todavía quiere a su esposo (a) y a su matrimonio, MAS de lo que usted quiere una relación profunda con Dios.

¡Su deseo para que su matrimonio sea restaurado no debe hacerse público o profesarse de manera evidente a su esposo (a), quien tiene el deseo de irse! En lugar de eso, HUMILDEMENTE mantenga la tranquilidad y permita que las buenas acciones y reacciones hablen por sí mismas.
 

Hay muchos peligros al seguir persiguiendo a su esposo (a), ya que falla al tratar de hacerle entender que es libre de irse. Ayudándole a irse, incluso bendiciéndole con cosas materiales, le probará a su esposo (a) que no está más en frente de su camino, y que le importa más SU propia felicidad (que se quede con usted), que la felicidad de ellos (aun que el deseo de irse e incluso para estar con otra persona)

4 - NUNCA se pare en frente del camino de su esposo (a) al dejarle o divorciarse. Le sugerimos abstenerse de usar el término “pararse en frente” desde el momento que su esposo (a) mencione la situación o deseo de irse o divorciarse. ¡En vez de perseguir a su esposo (a) -persiga a Dios! Si usted persigue a Dios, inevitablemente, su esposo (a) le perseguirá a USTED! (Salmos 37:4). Su esposo (a) le perseguirá a usted de la misma manera que usted persigue al Señor (¡He visto esto suceder y fue asombroso!). ¡Sin embargo, si usted persigue a su esposo (a), usted no sólo lo alejará más, sino que alejará también a Dios de su vida!

5 - La Arrogancia Espiritual le pondrá en oposición a Dios y su esposo (a).
Mateo 5:5 dice: “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por herencia."Santiago 4:6 dice, “… Dios RESISTE a los SOBERBIOS, y da gracia a los HUMILDES”.
 

La arrogancia espiritual evitará que Dios restaure su matrimonio. Jesús, fue solamente áspero, crítico, y opuesto a los individualistas- ¡Los fariseos! Y si usted es espiritual mente arrogante, mirando el pecado o pecados de su esposo (a) usted esta ¡todavía en ignorancia y reduciéndose al mínimo, usted es uno de ellos! Usted puede aparentar ser espiritual en el exterior pero usted es sucio en su interior. Dese cuenta, apuntando o diciendo a CUALQUIER PERSONA acerca de lo que su esposo(a) esta haciendo (pecado o pecados) usted es espiritualmente arrogante.

6 – Quédese quieto (a) sobre su situación. No diga CUALQUIER PERSONA sobre su situación. No intente convencer a TODOS los que usted conoce a orar por su esposo (a) y su regreso. Refrénese por divulgar los detalles de su situación a otros, puesto que, “El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos" (Proverbios 16:28). También sepárese de chismes, puesto que “Él que anda en chismes descubre el secreto; no te entremetas, pues, con el suelto de lengua." (Proverbios 20:19).


Esto es una batalla espiritual y se debe ganar en espíritu. Ésta es ¡materia del armario secreto de oración! De ninguna manera es una cuestión de cuánta gente puede conseguir que ruegue por usted, su esposo (a), o su situación.
Pare de decir a todos su situación, llore y grite al Señor por misericordia. ¡Él SOLO tiene el poder de cambiar su matrimonio- NADIE ni NADA puede hacerlo!

7 - Tenga CUIDADO a quién usted sigue. Puesto que su futuro está colgando en la balanza, tenga EXTREMADAMENTE cuidado al buscar o aceptar, consejo, asesoria y/o ayuda. La Biblia le dice, como creyente, cómo discernir en quién usted puede confiar y de quien tiene que estar lejos. Mateo 7:15-20 dice, “…Por sus frutos los conocerás…."


Antes de aceptar ayuda de una persona, de un ministerio, o de un libro, cuidadosamente compruebe sus frutos haciendo estas preguntas:



  • ¿Tienen victoria en SUS vidas?
  • ¿Han tenido un Matrimonio Restaurado?
  • ¿Están ellos caminando en el Señor y en Victoria o lo único que hacen es señalar la forma o el camino?
  • ¿La fundación de lo que dicen o de lo que han escrito, ha sido tomada solamente en las Escrituras?
  • La ayuda que el Señor me dio (cuando estaba implorando por ayuda porque mi esposo me dejó la primera vez) fue otra mujer que El me mando, que estaba pasando por la misma situación en la que yo estaba, que compartió mis mismas convicciones, y quién tenía el mismo deseo de restaurar su matrimonio.

8 - La psicología es adulterio espiritual.
 

“Porque tanto el profeta como el sacerdote son impíos; aun en mi casa halle su maldad, dice El Señor. Y en los profetas de Jerusalén he visto torpezas; cometían adulterios, y andaban en mentiras, y fortalecían las manos de los malos, para que ninguno se convirtiese de su maldad…" (Jeremías 23:11,14).
Aun cuando su esposo (a) pudo haber cometido adulterio físico contra usted, la pregunta real es, “Cometió USTED adulterio espiritual contra Dios?"
El Señor me demostró de manera oportuna que en mi deseo de restaurar mi matrimonio la psicología no estaba bien. Él me demostró en Su Palabra y durante mi tiempo de oración que:...

9 - Jesús SOLO puede restaurar mi matrimonio. Usted no puede restaurar su matrimonio, su esposo(a) no puede restaurar su matrimonio, Ministerios de Restauración no pueden restaurar su matrimonio. ¡Solamente el poder de Jesús restaurará su matrimonio si vive la VIDA ABUNDANTE de EL!
"...Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamo por su gloria y excelencia " (2ª.Pedro1:3).


Cuando usted agrega CUALQUIER COSA a su restauración, excepto Jesús, Su Palabra y la oración, usted obstaculizará y parará la restauración. “Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbo para no obedecer a la verdad? Esta persuasión no procede de aquel que os llama. Un poco de levadura leuda toda la masa. Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que no pensareis de OTRO MODO; mas el que os perturba llevara la sentencia, quienquiera que sea. (Galatas 5:7–10).

10 - ¡Si su esposo (a) se vuelve a casar, aun hay esperanza! La tasa de divorcio después de casarse por segunda vez, es aun mayor que la de los primeros matrimonio, es de 82-85% de probabilidades a que pase de nuevo, incluso sin oración! ¡Éstas son las estadísticas actuales! Y es mas alta todavía si el segundo matrimonio ocurre antes de tres años del primer divorcio.
*Nosotros creemos que siguiendo estos 10 principios o llaves a la restauración, usted pronto ganará un matrimonio restaurado (si ésta la Vida en Abundancia del Señor para usted) y sea la siguiente persona en testimoniar un Matrimonio Restaurado!

*Sacado de la página web Restore Ministries http://www.restorem.org/

1 comentario:

princesa dijo...

Me gustó mucho todo lo que dice estos 10 principios a excepción de lo que habla sobre la psicología...no es cierto que sea adulterio espiritual. YO soy psicóloga y soy creyente soy pro matrimonio...alento a las parejas a restaurarse...siempre les digo que es mejor trabajar en su relación rota y restaurarla que iniciar una nueva y volver a padecer lo mismo...habrían de informarse bien antes de generalizar y satanizar a la psicología...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...